Banner aniversario nuevo

Miércoles, 06 Junio 2018 00:00

Gigantes regaló sonrisas a niños del Ibero

 
Valora este artículo
(0 votos)
Harold Cazorla estuvo con los más pequeños enseñándoles la técnica del dribling.   Harold Cazorla estuvo con los más pequeños enseñándoles la técnica del dribling.

Ciudad Guayana.-

Gigantes de Guayana anotó puntos de sonrisas la mañana de este martes al dictar una clínica de baloncesto en el colegio Iberoamericano, en la que estuvo presente toda la plantilla, quienes sirvieron de monitores para los más pequeños.

Más de 300 niños de primero a sexto grado y 45 de la escuela de baloncesto de la institución, estuvieron presente en el evento.

La actividad estuvo dividida en módulos: Harold Cazorla y José Sequea estuvieron con el drible, Leonardo Cappare, Fernando Lucena y Quinnel Brown acompañaron en los lanzamientos de larga distancia y desde el tiro libre, mientras que Albert Arias y Luis Almanza dirigieron ejercicios de defensa.

Para la segunda parte Cappare y Lucena hicieron una exhibición de lanzamientos de tres y Owar Polanco se llevó los aplausos con algunas clavadas.

“Me motiva mucho venir a estas actividades, veo reflejados a esos niños en mí, porque en algún momento pasamos por esas edades y no recibimos visitas de jugadores de baloncesto. Los niños nos llenan de buen vibra y permiten despejarnos un poco, de verdad que es muy bueno este tipo de eventos”, comentó Fernando Lucena, quien fue uno de los más aplaudidos por los niños y de los que más disfrutó la actividad, a pesar de perder la competencia de tiros de tres con Cappare.

Esta fue la segunda clínica que impartió Gigantes en lo que va de temporada a niños de la zona con el fin de promover y masificar el baloncesto en la región bajo el lema “La LPB va a las escuelas”, iniciativa que surgió de la directiva de la liga.

Todos contentos Niños, representantes, profesores y familiares disfrutaron de una mañana en la que pudieron tomarse fotos y tener el autógrafo de sus ídolos. “Siempre los veo en los juegos y es muy emocionante que ahora estén aquí. Me gustó mucho la estación de lanzar el balón con Cappare y el importado (Brown)”, dijo con una gran sonrisa Rodrigo Romero, perteneciente a la escuela de baloncesto del colegio.

Además se obsequiaron materiales con el nombre del equipo, así como se realizaron concursos entre los niños.

“La actividad estuvo espectacular” exclamó el profesor de la escuela de baloncesto Ángel Romero. “Esto motiva a los niños, ayuda su parte cognitiva y social, además de acercarlos a esos jugadores que ven y quieren en un futuro ser como ellos”.

Gigantes seguirá con esta iniciativa por otros colegios de la zona. Prensa Gigantes de Guayana

Visto 648 veces